Volver a la portada
PREMIO DONOSTIA | 49 edición
49 edición | Ganadores anteriores
La 49 edición del Festival distingue en esta ocasión con sus premios Donostia al recientemente fallecido Francisco Rabal, a Julie Andrews y a Warren Beatty. Las dos estrellas norteamericanas del celuloide ya han anunciado que no acudirán a recogerlos en persona por la oleada de atentados perpetrados en su país. Si se confirma la inasistencia de ambos, la ceremonia no se celebrará, al perder todo su sentido sin la presencia de los protagonistas.

Julie Andrews (Walton-on-Thames, Inglaterra, 1935) se hizo célebre gracias a películas como Mary Poppins, Sonrisas y lágrimas o My fair lady y tenía previsto presentar durante el festival su última película, Princesa por sorpresa, en la que interpreta a una reina que enseña a su nieta a comportarse como un apropiado miembro de la realeza.

La protagonista de Cortina rasgada expresó su deseo de que la organización considere la posibilidad de entregarle el galardón en otra ocasión, pero de momento no hay marcha atrás.

El Festival de Cine de San Sebastián también ha querido rendir tributo a uno de los actores más queridos en nuestro país en reconocimiento a su trayectoria profesional. El recientemente fallecido Francisco Rabal, premio al mejor actor en la primera edición del festival, en 1953, recibirá un homenaje el día 22, que se celebrará en todo caso, y que tratará de adoptar un aire divertido y festivo, acorde con la personalidad del premiado.

El murciano universal trabajó a las órdenes de los mejores directores españoles y extranjeros. Luis Buñuel le consideraba su actor fetiche y fue quien le dio a conocer internacionalmente. Participó en Nazarín a las órdenes del genial aragonés, aunque una de las mejores interpretaciones de de su carrera fue junto a Mario Camus. La adaptación al cine de la novela de Miguel Delibes Los santos inocentes (1984) nos brindó a un Rabal pletórico en el papel de Azarías, uno de los criados de un cortijo extremeño. Todo un retrato de la España franquista más sórdida y cruel.

La muerte de Rabal coincidió con uno de los periodos más fecundo y creativo de su extensa carrera. Su interpretación en Goya en Burdeos (1999) fue premiada con el Goya a la mejor interpretación masculina de ese año. En la película, dirigida por Carlos Saura, el actor da vida al pintor aragonés en su última etapa artística y vital.

El tercer Premio Donostia, anunciado apenas unas horas antes del comienzo del Festival, ha recaído en Warren Beatty. Conocido rompedor de corazones de mujeres de Hollywood, en la dilatada carrera del actor y director destacan Bonnie & Clyde, Rojos o Dick Tracy.

Volver a La CadenaSer